jueves, 26 de abril de 2018

Buenos días bebe,..


Hola bebe, buenos y hermosos días,…

Hoy entre la vigilia y el profundo sueño,..
pude presentir que os veía,.., y que aunque no te conozco de cerca,..
ya que no he podido verme aun en la luz de tus hermosos y tiernos ojos,..
y ciertamente que no me ha iluminado el sol de tu brillante sonrisa,…

Créeme que no les necesito para poder amarte con todo la dimensión
que mi cascajo corazón pudiera sentirte,..
mi hermoso corazón bello,.., angelito,..

Como quisiera poder garantizarte que tendrás un hermoso futuro, brillante,..
que nada ni nadie podrá con la fortaleza de tu hermosa vida incipiente,..
con toda la belleza justa,…, de la hermosa esperanza que la vida les otorga
a los seres “nuevos”,…

Que es como un derecho natural que les pertenece
solamente así, para su hermoso futuro,..
como quisiera poder decirte que sí,..
que en verdad que no te preocupes por casi nada en tu futuro,..
y que confíes tranquilamente,…
que no habrá ruindad que pueda alterar el ritmo
y el paso de tus bellos pasos,..

Como quisiera poder garantizarte ello,..
desafortunadamente mi hermoso corazón,..
mi escasa dimensión de ser humano muy harto limitado,
no ha podido garantizar nada de ello,
ni de forma tan siquiera remota a los seres que me concedió la vida,..

No pude sostener la luz de sus estrellas, sus bellas sonrisas
y a sus corazones no pude guarecer,..

Y ciertamente más bien la violencia y la desazón
pudo cooptarles frecuentemente todas sus aspiraciones,..

Y a tu padre, vaya que yo le hice tremenda tarea y ya ahora,..
el justamente, se encuentra muy lejos de mí,..

Y yo sé que de cualesquiera de mis razones y justificaciones,..
lejos,.., lejos,.., años luz,..

Y tan solo me queda corazón, poder clamar al bendito universo,..
que esa energía inasible y que no logro alcanzar ni remotamente,..
pueda “ayudarte”, protegerte y “guiarte”,…

Y que pudiera darte todo aquello que los seres inacabados que pudimos rodear a tu entorno,..
no os agote indeciblemente,.., y que pueda guarecerte todo tu amor,… a tu capacidad de perdonar,..
y lograr, la belleza, empatia hacia la hermosa vida,.., hermoso corazón,.., yo pido, solicito,..

Ya bebe, ya me despido en estas líneas,.., en este discurso anónimo,..
que emito al cielo vacío,.., y que claramente percibo,.., deseo,..
que no podrás saberlo de cierto,.., ya que “alguien” no te lo dará,.., os lo dirá,..
para no angustiarte,..
y que surgió casi de la nada, allí en esta vigilia,.., un eco reflejo de mi escasa consciencia,..

Hermosa bebe,.., buenos días,..