viernes, 23 de marzo de 2018

Muy cerca de mi ocaso,.., yo te bendigo vida,..


Ya lo decía,.., el poeta en su precioso poema,..
Amado Nervo,..
no importando que su figura ya fuera denostada,.., su vida,…
flaco humano tan solo,.., peco,.., si,.., y vaya en que forma,..

Hoy tan cerca ya estamos,..
los viejitos, que no sabemos cuándo ha de “pasarnos”,..
la vida,..

Que tan solo seremos habitantes de un recuerdo,..
bueno,.., amable o no,..

Nuestros sufrimientos todos,..
nuestras dudas,.., temores y miedos,..
ya no estarán,.., ya se habrán ido y no existirán,..

¿Habremos algo significado?,.., eso ya no nos preocupara ya más,..

¿Y el amor y la duda interrogante,.., la verdad o la mentira en el umbral,..,
la realidad?,..

Igual tampoco ya no más,..

Tan solo contaremos acaso al recordarles en los últimos instantes
como un enorme psicodrama que se extenderá quizás,..
retornaremos posible a ellos,..

Esas sensaciones que pudimos percibir,..
al roce de unos labios amantes,.., tersos besos,..
palabras no necias, amables,.., sentires plenos,..
nada exigentes,.., nada requirientes,..
me debes,…, tienes que,.., no,..

Abrazos suplicantes,.., exigentes,..
una bondad un tanto, algo forzada,..
exigida como si fuera un Rasputín,..
o una mascota bien adiestrada,.., na,…

Es tan frugal nuestra vida como para andarla
desperdiciando en cuentagotas de miseria,..
de sevicia o de molicie,.., ya no más,..,

Solo dejar transcurrir las horas, el tiempo,..
su enorme balancín que podemos percibir,..
estar un tanto en armonía aunque sea un segundo,
un instante infinitesimal,..
con el cosmos,.., con la matrix colosal,..

Energía a la que habremos de concurrir algún día,…
escuchando música,..
sonriendo,.., escribiendo,.., pensando,..
sintiendo tantos pasajes,.
ideas que me acarician,…
yeahhh, que siga la fiesta,..
yeah,..