viernes, 23 de marzo de 2018

Habitantes,..


Alguna vez, en algún tiempo, ya hace muchos años,.., les tuve miedo,.., pavor,..
no les quería,.., inclusive yo les aborrecía,.., y es que llegaba a pensar,..
“ellos” no existen,.., en realidad que no,.., son “alucines” locos de mi enfebrecida mente,..
que debo contenerles,.., que claramente “hablan” de mi incipiente locura,..

Y dude,.., muchísimos años de ellos,.., les negué,.., quise evitarles,..

Y ya ahora en este mi espacio amplio, vasto,.., puedo verles tal cual ellos son,.., existen,..

Alguna vez en alguna crisis mía terrible,.., recuerdo que algo decía de ellos o ellas,..
por el concepto de entidades,.., yo decía,.., mis “amigos” que siempre me acompañaban,..
ciertamente quisiera hablar de algunos de ellos,.., ya,..

Hay un habitante que es terrible,..
es aquel segregacionista,.., que separa,.., que denigra,.., que denosta,.., que mal califica,..
existe en mí y cuando él está, su presencia,.., no me permite el aproximarme,.., tener una absoluta apertura,..
una plena confianza,.., siempre esgrime el prejuicio nefasto,…, no debes confiar,.., es una persona perversa,..
es un “naco”,.., dice de menos,.., jajaja y yo los soy,.., jajaja,..

Y hay aquella entidad preguntativa,.., la cuestionante,.., realmente cuando ella está en su máximo,..
me trae en “chinga”,.., de pregunta en pregunta,.., casi que no hay momento de calma o de hipótesis,..
pregunta tras pregunta,.., la acomoda de un modo, de otro,.., busca ángulos, perspectivas,.., consecuencias,..
antecedencias,.., quiere considerar las variables concatenantes,.., es una incesante molestia,..
que no me permite un descanso,.., ufff, realmente le sufro,.., sin embargo ya un poco más tranquilo,..
reconozco que si no existiera esta parte en mí,.., sería como un ser chato,.., terriblemente indolente,..
casi como un vegetal,..

Y existe la parte romántica,…, es muy bella,.., casi se parece a mi niño interior,.., son como gemelos,..
me gusta esta parte o sección,.., que puede percibir belleza casi sin querer,.., ella le descubre,.., en cosas
en demasía inverosímil,.., cuando ella está presente,.., puedo construir toda una oda amplia, bella,.., versátil,..
casi que de cualquier cosa,.., solo recuerdo haberle escrito un poema elaborado a un “charco” con lodo,..
hágame usted tremendo favor que de la burda cotidianidad esta parte me lo permite,.., esta parte que agradezco notablemente,..

Y claro esta que hay una parte negativa que no quisiera poseer,.., la parte acusatoria,.., la nefasta,.., el “juez” implacable,.., que el constante me cuestiona,.., me regaña literal,.., me dice todo el tiempo,.., te mereces esto o aquello,.., el “karma”,.., es terrible,.., cuando el está nada puedo disfrutar,.., ni lo bueno,.., ni lo “malo”,.., según su percepción,.., terrible,.., tengo que lidiarle,..

Y ya por último,.., si quería hablar de mi niño interior,.., si le identifico bastante bien,.., con esa imagen lejana de mi niñez,…, cuando yo tendría unos pocos años, de 6 a 10 años,.., me veo tan claramente,.., que me gusta, me agrada tanto ese pequeño,.., que “hablaba” en mí, con las imágenes de los santos,.., que creía totalmente creía en los Reyes Magos y quería encontrar a sus “huellas” quería encontrar indicios de ellas,.., y que cuando a mi papa le “trajeron” una tortilla dura,.., como me reí y le decía,.., ya ves pa,.., por portarte mal lo que te trajeron,..

¡Me encanta mi niño interior!,..

Ya hasta aquí,.., seguiremos descubriéndonos,.., hasta donde podamos,.., hasta que las luces ya no estén,..