miércoles, 21 de marzo de 2018

Poesía,..


Ella es, ella existe,..
y no requiere sustentantes,…, ni postulantes,..

Ni de defensores o de intérpretes,.., de analíticos o críticos,..
acaso tan solo el hombre puede débilmente aproximarse,…
algo delinearle,.., solo puede algo trazar,..

Es poesía un sensible amanecer,.., un atardecer que languidece,…
el alma humana y otras,.., ellas pueden vibrar,.., unisimamente con la luz,..
con la energía,..

Hay poesía en la más básica inocencia de cualquier ser no perverso,…
blanco,.., un bebe por ejemplo,.., o una bestia cualquiera,..
un ser cualesquiera sufriendo por una gran pena,.., y que el alma ella se vierte,..
se extrovierte,…, se plasma en el lienzo de un gran dolor,…

Hay poesía cuando el ser humano puede cambiar a sus razones políticas,..
el las declina,.., por la hermandad tan necesaria en este mundo tan perverso,…
tan lleno de radicalismos,.., plagado de verdades tan “absurdas”,.., obtrusas,..
que conminan, que invitan al odio,.., a la muerte,.., a la extinción de todo aquello disímbolo,..

Poesía y belleza son sinónimos,..
ante ello, solo puede consciente, el ser humano,..
prestar a sus conductos, sus medios sensibles,.., su percepción,..
o arrobamiento,…, su espera diletante,.., expectante,..
para poder “descubrir” a su voz,.., su esencia,.., su amor y su belleza,..